El negocio oculto de las Artes Marciales

6 febrero, 2018
6 febrero, 2018 Guillermo Frías

El negocio oculto de las Artes Marciales

Guillermo Frías, el negocio de las artes marciales

Seguramente en algún momento de tu vida hayas querido dedicarte a aquello que te apasiona. En ocasiones no tenemos muy claro que es, ya sea porque no nos vemos capaces de dedicar nuestra vida a ello, la falta de apoyo de nuestro entorno en algunos casos, o simplemente el miedo a fracasar. Por ello es muy importante que tengas claro que lo más importante es que te formes debidamente, y acudas a profesionales de verdad que puedan hacerte llegar a esa meta que tienes en tu mente. Pero aquí es dónde realmente comienza el problema y el peligro de caer en manos de “profesionales de paja”.

 

El Negocio fraudulento de las artes marciales

Como todo en este mundo, la formación, la experiencia y sobre todo las ganas de enseñar son imprescindibles a la hora de dedicarte a los demás, ya sea en las artes marciales o en cualquier actividad.

El fraude real comienza sin que te des cuenta. Por norma general acudimos a un centro deportivo, o gimnasio con la ilusión y las ganas de aprender de grandes profesionales que dirijan nuestro entrenamiento en todo momento, y así es precisamente como se presentan ellos, como grandes profesionales y formadores e incluso “Pedagogos/as” de la enseñanza, un insulto para toda la gente que realmente se forma, estudia y se desarrolla como Pedagogo/a en la Universidad a través de años de sacrificio y dedicación.

Acto seguido te convencen de que estás en el sitio adecuado, tienen una metodología perfecta y desarrollada para adaptarla a la “realidad” y ha sido probada en infinidad de ocasiones para comprobar que funciona. Esto genera música en tus oidos, como por arte de magia te encuentras en un sitio estupendo lleno de grandes profesionales que te ayudarán a llegar donde quieras. Pero, sin que te hayas percatado, e incluso sin habérselo comentado primero, te explican que incluso tú, podrías llegar a tener tu propia escuela o centro en el que podrías trabajar. De nuevo, música para tus oidos, ya que cada vez estás más convencido de que estás en el sitio correcto, nunca te habías planteado que ese sueño estaba tan a tu alcance y parace mucho más fácil de lo que pensabas.

 

Bienvendio al negocio piramidal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si, has leido bien. Sin quererlo, has ido a parar a manos de “profesionales de paja” que lo único que van a intentar a partir de ahora es “colarte” una licencia de instructor, monitor, profesor o como quieran llamarlo, por la que pagarás mensual o anualmente y con la que te convencerán de que accederás a entrenamientos privados, exclusivos y diferentes a los que los demás hacen en una clase normal y con los que verás la diferencia y el por qué de pagar esa licencia.

Todo serán alabanzas, y palabras relacionadas con el futuro del tipo… “Somos una gran empresa…”, “estamos en más de x países…”, “Hay muchísma gente ganando mucho dinero con esto…”, “si te esfuerzas vas a ganar mucho con esto…”, “todo depende de tu grado de compromiso…”. Y sin que te des cuenta de nuevo, habrás pagado por una ridícula formación con la que te convencen que es el camino más rápido a tu destino.

Aparecerá la palabra piramidal en algún momento, pero no te preocupes, saben hacer bien su trabajo y te dirán que no, que lo que ellos son es un negocio multinivel… Aunque me surge una duda, ya que tenía entendido que un negocio multinivel para ser legal, no se debe poder acceder a puestos superiores pagando, y sin embargo, aquí cuanto más pagas, más subes, ejemplos como: Instructor, Lead instructor, Manager, o cualquier otro nombre que genere confianza y parezca algo visual y llamativo, eso sí, todos trabajarán completamente “GRATIS” para la empresa siempre con promesas de generar ingresos en el futuro.

 

Trabajamos con “Gente Famosa”

Curiosamente, no paras de ver continuamente imágenes de actores de Hollywood y otros rincones del planeta que han participado en estos programas o entrenamientos. Te bombardean constantemente con ese tipo de imágenes y vídeos para que creas en toda la parafernalia y farándula que hay alrededor, pero sin embargo, cuando revisas todos los centros que existen, te das cuenta de que en esas clases apenas hay gente, ¿por qué todas las imágenes de los distintos centros que han pagado esa licencia y que supuestamente pertenecen a este entramado, casi siempre están vacios o con muy poca gente? si supuestamente es una red tan “rentable” e importante… ¿que es lo que ocurre? La respuesta es muy sencilla para ellos… “Algo estás haciendo mal tú…”. Exacto, el/la culpable hagas lo que hagas vas a ser tú, es la manera más fácil de que sigas creyendo en ese proyecto un año más, y sigas pagando, por supuesto.

Aún así tienen una solución, de repente ves una foto de un curso o seminario en el que hay muchísima gente, todos con el merchandising de la empresa, ¡anda! ¿y eso?, no te preocupes, no es una clase normal, es un curso que da él o los fundadores para todos los que inocentemente como tu, han pagado para formarse y están “obligados” a ir, ya que de no hacerlo, realmente no estarían aprovechando ese dinero que ya habéis pagado. Así que perfecto, ya tenemos fotos en las que aparece mucha gente para demostrarte que algo haces mal, y que tu centro debería funcionar mejor, pero… volviendo a lo anterior… ¿Has encontrado alguna imagen de un centro que efectivamente esté lleno de gente que haga esas clases? seguramente no, lo que habrás podido ver es una clase normal y corriente en la que siendo muy optimistas y con suerte, habría un porcentaje de asistencia normal.

 

“Profesionales de paja”

¿Dejarías que te operase un cirujano que apenas conoce la medicina?, ¿o que ha realizado exclusivamente “cursos” de fin de semana? La respuesta es contundente, NO.

Aquí ocurre lo mismo, quizá no puedas verlo en un principio, pero la gran mayoría de todos estos “no-profesionales” apenas tienen formación, pero sin embargo, son los encargados de gestionar la tuya, ¿un poco ridículo verdad?. Sus bocas se llenan de alabanzas a los títulos que tienen, o los diferentes grados conseguidos “a dedo” como podría hacer cualquier persona que tuviese el dinero necesario y un par de horas para la realización de estos cursos formativos tan exitosos. Pero es curioso, porque cuando luego ves su estado de forma física, su movilidad e incluso su conocimiento de las técnicas o el desarrollo de las mismas, algo falla, no tienen pinta de ser gente debidamente formada, ya que no transmiten como alguien que conoce lo que hace perfectamente, es más, ni siquiera se mueven o se encuentran físicamente como esperarías de cualquier persona que se dedique a cualquier actividad física, pero tu ilusión por conseguir aquello que te apasiona puede que te siga nublando el juicio un poco más.

Tardarás más o menos en darte cuenta de que lo único que han hecho desde que has llegado allí es mentirte y formar una ilusión a tu alrededor simplemente basada en un marketing muy básico con la única intención de intentar sacar de ti todo lo posible, eso si, monetariamente hablando, porque todas esas promesas que irás escuchando, con el tiempo se volverán humo y lo único que tendrás serán promesas nuevas mientras que todo seguirá estando exactamente igual, con la única diferencia de que tú habrás perdido tu dinero y ellos lo habrán ganado.

 

Conclusión

Si estás interesado en formarte en cualquier ámbito, y si estás pagando por ello, EXIGE que las personas que te vayan a ayudar estén debidamente formadas y preparadas para ello, que acrediten esos años de experiencia de los que presumen y lo demuestren, porque es su deber.

Analiza muy bien absolutamente todo lo que te dicen y la manera en la que te lo demuestran, ya que sería muy raro que sean una empresa líder, famosa y un largo etcétera pero que sin embargo tuvieran centros pequeños en una zona normal y corriente de cualquier ciudad, con una mano de pintura rápida y cuyas imágenes del sitio no aparecen en ninguno de sus folletos, mientras que si aparecen otro tipo de lugares que precisamente no es donde vas tú.

Tienes el derecho a recibir la mejor formación posible, pero sobre todo, tienes el derecho a que nadie te mienta, engañe, o juege con tu ilusión.

 

Exige siempre buena formación porque es tu deber pedirla y el nuestro dártela.
Guillermo Frías – Artes Marciales y Deportes de contacto

 

Guillermo Frías

Guillermo Frías

Mi aspiración es romper con la idea de que las artes marciales, la defensa personal y los deportes de contacto no son para todo el mundo.

Comment (1)

  1. Excelente articulo y todo cierto en la exposición. Ya está bien de que nos tomen el pelo algunos que, quieren ser profesionales, pero que para empezar, no están formados y además, ni si quiera pagan impuestos.
    Hay que informarse bien de quién o a quienes dejamos nuestra salud y formación en manos de cualquiera.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO

¿Alguna duda o consulta? ponte en contacto y estaré
encantado de atenderte.

Abrir chat